UN JUGADOR EXPULSADO NO PODRÁ JUGAR EL SIGUIENTE PARTIDO DE ESA COMPETICIÓN Y DEBERÁ AVISARLO ANTES DE EMPEZAR EL PARTIDO, EN CASO DE JUGAR Y SER DEMOSTRADO A LA ADMINISTRACIÓN, EL EQUIPO QUEDARÁ ELIMINADO DE LA COMPETICIÓN SI ES DE ELIMINATORIA, O SERÁ SANCIONADO CON LA PERDIDA DE LOS 3 PUNTOS.